Sin título-1.jpg

TENDENCIAS

El FRP en la arquitectura  

N°13   Octubre 2022

Recientemente el FRP ha ido ganando terreno en la arquitectura, cada vez vemos más aplicaciones de este material compuesto en proyectos emblemáticos alrededor del mundo. 

En el sector industrial se populariza cada vez más el uso del FRP, (por fortuna) lo vemos hoy aplicado en productos y estructuras de uso común y especializado: escaleras, andamios, postes, barandas, pasarelas, etc. Gracias a ello y a los beneficios cada vez más conocidos, este material compuesto ha ido ganando terreno en la arquitectura. 

 

El impulso de las nuevas tecnologías para el modelado digital con parámetros adaptables ha permitido que los arquitectos de las nuevas generaciones (y de las anteriores también) exploren cada vez más posibilidades con edificios curvos y fachadas únicas, que no podrían ser realizados con éxito en materiales tradicionales que no brindan la suficiente flexibilidad. 

Sin embargo, no solo es la adaptabilidad del material compuesto lo que ha permitido su popularización, podemos ver como crecen las investigaciones alrededor del FRP, principalmente en temas de desempeño y durabilidad frente a los factores medioambientales. Alrededor del mundo ya encontramos el FRP en aplicaciones decorativas para interiores, refuerzos estructurales, paneles exteriores; que, sin duda, son y seguirán siendo materia de estudio. 

Otra de las ventajas del FRP que ha sido muy valorada por los arquitectos es: su peso ligero. Si bien su fácil personalización ha sido fundamental, no podemos dejar de lado que, al ser un material liviano en comparación con los tradicionales, es mucho más sencillo pensar en su configuración, por ejemplo, en techados altos o cualquier otra zona de difícil acceso a donde no pueden ingresar maquinarias pesadas o un gran número de instaladores. 

 

En este punto ya podemos pensar en los factores económicos, una ventaja competitiva si se piensa en los costos totales de un proyecto. Aunque inicialmente la inversión parecería más alta en comparación con los materiales tradicionales de la construcción, la evaluación a largo plazo nos deja ver que en realidad se disminuyen los costos de transporte e instalación, los costos de mantenimiento asociados (por ejemplo, el FRP no necesita pintura, el color está inmerso en toda la pieza) y gracias a su excelente desempeño mecánico, frente a la corrosión y los agentes químicos, estamos hablando de una vida útil extensa. 

 

Normalizarlo como material para la arquitectura es un camino que aún debemos transitar, sin embargo, con cada nuevo proyecto en el que el FRP tiene participación, se da un paso más. 

 
Recurso 7.png

ACADEMIA

Recurso 8.png

EXPERIENCIA

Recurso 9.png

NOVEDADES

Recurso 10.png

TENDENCIAS

Recurso 11.png

EVENTOS